viernes, 31 de agosto de 2012

Off Topic: Mi abuelo Tino


Hoy, 31 de agosto, no es que sea un día especialmente feliz para mí. Hace dos años falleció mi abuelo y que mejor manera de dedicarle unas palabras por aquí,  aunque verdaderamente se las intento transmitir todos los días.

Mi abuelo fue, aparte de una excelente persona, el que me enseñó todo lo que sé del mundo del deporte. Él, aunque no jugase en ningún equipo de fútbol, ni de baloncesto, ni de ningún otro deporte de equipo, se dedicaba a observarlo por la tele, tranquilamente sentado en el sofá. En su pueblo jugaba al frontón, vamos, lo que se conoce hoy en día como pelota vasca. Se plantaba en el centro de la pista y empezaba a repartir "sotamanos" como cartero que era.

Sin embargo, aquí en Béjar esa tradición se perdió y se dedicó más bien a enseñar a su nieto, osease yo, a montar en bici, a jugar al fútbol y también de vez en cuando a pelotear un poco en las paredes de su cochera, con esa pelota tan dura de frontón.

Ahora que estamos en época de Vuelta a España se le echa aún más de menos. Esas tarde que nos pasábamos tirados en el sofá viendo como el corredor bejarano Roberto Heras, llegaba a la meta en primera posición y si nos remontamos aún más atrás, con el también bejarano Lale Cubino. Aquello era un escándalo nos poníamos de pie a animar, llegaba también mi abuela a preguntarnos que quién ganaba y se quedaba con nosotros.

El otro deporte que le encantaba eran las motos. Como era cartero el solía ir a repartir en su Vespa amarilla anaranjada de Correos. Se levantaba siempre por las mañanas a ver las motos, le daba igual si era 125, 250, 500 o Moto Gp, lo veía absolutamente todo y le encantaba sobre todo Toni Elias, del que decía que era un valiente con unas agallas enormes. Al ser las carreras en domingo, yo me levantaba un poco más tarde que él, y ya le preguntaba que quién había ganado en 125, él amablemente me daba todos los resultados exactos y luego nos poníamos a debatir sobre ello.

Y por supuesto, no podía faltar el deporte rey, el fútbol. El era reconocido madridista pero no era un forofo, lo único que cuando perdía su equipo venía un poco disgustado y al preguntarle mi abuela que como habían quedado, le respondía con un: "¡bah!, son unos mantas".

Pero lo que más le apasionaba era ir a verme a los partidos de los juegos escolares. Por aquel entonces no me había decantado por ningún deporte y jugaba tanto a fútbol como a baloncesto y a balonmano. Tino como se llamaba mi abuelo, llegaba el primero a las gradas, muchas veces me llevaba él, y ni se movía hasta que acababa el partido. Después del partido me decía: "Muy bien, machote" y yo me iba contento como unas castañuelas para mi casa.

Mi vida ha estado siempre muy ligada a él, si tenía que ir a algún lado, él era el primero en llevarme con su  Seat 127 o más tarde con su Renault 21, pero el coche no lo usaba mucho, siempre iba andando a cualquier lado y se reía de la gente que tenía que coger el coche para ir a sitios que estaban cerca. Le encantaba el campo, todas las tardas se iba a andar con su bastón de trekking y se podía hacer más de 10 kilómetros todos los días. Ahora ese bastón me queda a mí de recuerdo, y no veáis la buena función que hace, parece que tiene poderes.

Obviamente, esto lo estoy escribiendo con lágrimas en los ojos pero sabiendo que gran parte de sus conocimientos y de su manera de ser los tengo yo, cosa que me reconforta. Antes de que él nos dejase las cosas no me iban nada bien, sobre todo en los estudios. Me decía que estudiase pero se ve que la carrera que estaba haciendo no era lo mío. Ese mismo verano dejé esos estudios y me matriculé en Periodismo, mi sueño desde niño era llegar a ser narrador deportivo. Pues bien, mi abuelo falleció y por arte de magia, como si él me protegiese, me empezó a ir todo bien. Empecé Periodismo, ya me queda poco para acabar, volví con la chica con la que siempre había deseado estar y empecé a narrar partidos en la radio. ¿Qué más se puede pedir?

Yo no soy mucho de creer en este tipo de cosas pero sé que el me está ayudando donde quiera que esté, y si hago alguna cosa mal, él me lo hace saber. En definitiva, la gente que no está te da fuerza para seguir adelante y luchar por tus objetivos. Así que, consejo, nunca daros por vencidos porque siempre alguien te va a dar ese apoyo que necesitas.

A la memoria de mi abuelo, Tino.


22 comentarios:

  1. Tener un abuelo como el tuyo es tener un amor para toda la vida. Recordarle y recordar servirá para que sonrías cada mañana y hoy, precisamente hoy, tu sonrisa tiene que ser la más grande, nada de tristezas, no podemos transmitirle tristeza al abuelo, eso no le gustaría.

    Claro que él te protege, creas o no en ello. Si tú le sientes, él está contigo.

    Tus estudios...viento en popa marinero y tu chica...la mejor del mundo :)

    Besitos corazón, para tí y para tu abuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina, como siempre tus palabras son un gran apoyo. :)

      Eliminar
  2. No conocí a mis abuelos y al leer este delicioso y sentido post que le has dedicado al tuyo, he sentido un pequeño latigazo de envidia en el corazón pensando si mi vida hubiese sido distinta en caso de haberlos conocido y disfrutado. Me han encantado tus palabras. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que los abuelos son como niños chicos, por ello, uno se lo pasa tan bien con ellos. Un saludo y gracias a ti.

      Eliminar
  3. Un relato muy hermoso y emotivo. Va mi abrazo para ti
    BB

    ResponderEliminar
  4. Hola Jaime!
    Lo mejor que puede tener alguien como tu abuelo en éste momento es alguien que le recuerde como tú, y que a pesar de que ya no esté, haya gente como yo que sepa lo que fué.
    Te voy a confiar un secreto, aunque no te conozco: La primera intención a la hora de crear mi blog fué esa; dar a conocer lo que fue mi madre y que la gente llegase a saber cómo fue. A día de hoy mi blog ha seguido con lo que era su base, el dibujo. Pero en su día le dediqué lo que creo que fue una preciosa entrada, y ahora al leerte creo que es el momento de preparar otra.
    Quédate con todo lo bueno de tu abuelo y sigue dándonoslo a conocer al resto del mundo.
    Un abrazo,
    Joker

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando. Lo mejor sería recordar a la gente que no está todos los días...Sin embargo esa gente quiere que sigas con tu vida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola, Jaime:

    Llego a tu blog por recomendación de mi amiga Marina, y me alegra mucho porque tu blog es precioso.

    Es un orgullo tener un nieto como tú, quién le ha dedicado sus letras, sus recuerdos, su cariño, una bella entrada muy emotiva que llega muy honda.

    Mis felicitaciones por tu bella manera de transmitir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Me gusta más transmitir las cosas mediante la voz. Las letras nunca han sido muy amigas mías, aún así intento de vez en cuando dejar un breve reseña emotiva.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Mmmmm JAIME ¡¡cómo me ha gustado esto que has escrito cielo!! segurísimo que a tu abuelo también.

    Tiene que estar orgullosísimo de ti. Como he tenido la suerte de conocerte, además de buen estudiante, buenísimo ojo para elegir a tu chica:-) y todos los conocimientos de la historia que deporte que demuestras ¡¡vaya computadora estás hecho!! sé que eres un tipo estupendo... nunca olvidaré como te tuve buscándome billete de tren a las tantas de la madrugada ¿recuerdas?

    Sí, JAIME... tu abuelo puede estar más que orgulloso de tener un nieto como tú y tú más que feliz de haber disfrutado de alguien entrañable que supo transmitirte el amor por el deporte como él lo hizo...

    ¿sabes qué te digo? que lo siento por Sara Carbonero... en cuanto termines ¡¡le quitas el puesto más que seguro!! lástima que E no sea portera de la selección jajaja ¡¡hasta vuestro beso sería más bonito que el de ellos!! aaaaayyy que me parto sola:))

    Discúlpame, son los ataques de locura transitoria que me dan a veces:-)


    Un beso inmeeeeeeeeeenso JAIME, no estés triste porfa y... otro igual de grandísimo para E... para su madre otro montón, pero a ella la tengo más a mano jajaja ya la espachurro yo:))





    PD

    Por cier...lo mismo que tu sientes con tu abuelo, lo siento yo con mi padre ¿sabes? y conste que tampoco yo soy de creer en cosas de esas... pero como tú, lo siento cerca, esté donde esté... sé que está a mi lado, sobre todo cuando parece que todo se pone cuesta arriba... ahí, sé que él ... me empuja, como tu abuelo lo hará sieeempre contigo:-)



    Muaaaaaakss para todos y ¡¡ánimooooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María jeje. Ojalá llegue lejos de momento voy haciéndome camino en este mundo tan difícil. A ver cuando te dejas caer otra vez por aquí. Gracias por tus comentarios.

      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  7. En el cielo no hay paredes para "pelotar", tampoco hay asfalto ni campos de césped donde ruede el balón... ni siquiera hay puertos de primera, ni metas volantes estoy convencido que no hace falta ningún tipo de avitualamiento.

    Debe haber un gran sofá...un sofá y la mejor de las televisiones panorámicas, allí está Tino, el Jefe le ha dejado el mando de la tele para que zapee sobre cualquier acontecimiento deportivo de la Tierra ... Tino le hace un guiño al Jefe, el le dice que vale ...

    -Tengo sofá, tele y mando dice Tino
    ¿puedo cambiar de canal?
    -Sí, dice el jefe ...

    Tino le da al mando ... 101,102,103...

    (son canales especiales)

    Ya los conoces Jaime, por eso tu vida es como es...

    Para los deportes a Tino le queda toda la eternidad.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tus palabras me han emocionado bastante. Mil gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Jaime, llego a tu blog por recomendación de mi amiguísima Marina.
    Lo he encontrado muy sentido, conmovedor y escrito con el corazón.
    Un abrazo y disculpa que sea tan lacónico pero no puedo evitarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge. La verdad es que lo tengo un poquito abandonado pero de vez en cuando intento dejar pinceladas de este tipo.

      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  9. Hola Jaime:

    Hoy entro por primera vez a tu blog y quería decirte que me ha gustado mucho lo que has contado de tu abuelo.

    Estoy convencida de que el está muy orgulloso de ti, entre otras cosas porque estás haciendo la carrera que verdaderamente te gustaba.

    Además, con este post y la dedicatoria que le haces le estás demostrando que él era un orgullo para ti también.

    Y desde luego creo que es él el que te protege.

    No sabría explicarte por qué lo creo pero a mi me pasa algo parecido con un ser querido que hace unos pocos años que me dejó.
    En cierta manera lo siento cuando tengo algún momento "raro".

    Así es que sonríe, dedícale siempre la mejor de tus sonrisas.

    Un fuerte abrazo para ti.

    P.D. He estado dando una vuelta por tu blog y, aunque yo no soy muy futbolera, he visto relatos que me han gustado.
    Así es que sé que volveré gustosa a pasar por aquí.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marrubi:

      Mi abuelo siempre ha sido mi ejemplo a seguir, y aunque no le llego ni a la suela de los zapatos, intento hacer lo que el haría en ciertos momentos. Y sin duda cuando estoy en momentos difíciles se que el tira de mí hacia delante.

      El deporte y el fútbol, quieras que no, es una manera de distraerse, ya dejaré historietas interesante del panorama deportivo.

      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  10. Jaime no te conozco de nada pero se nota que tu abuelo hizo bien las cosas...te acompaño,aconsejo y potencio en ti todo lo bueno que había en el y tu supiste apreciar,seria un orgullo tener nietos como tu. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes toda la razón. Mi abuelo supo inculcarme sus valores y ahí sigo intentando parecerme cada día más a él.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Cuando alguien recuerda así a un abuelo, es que ambos merecen un fuerte abrazo de admiración.
    Vengo aquí de la mano de Marina.

    ResponderEliminar